vice
¿Alguna vez has llegado a una fiesta y tu naturaleza introvertida te ha orillado a no hacer amigos más allá del perro de la casa? Pues seguramente este no fue el caso de estos dos policías cuyo único crimen ha sido robar nuestros corazones con sus pasos de baile.Encontrándose a sí mismos en medio de una horda de gente eufórica bailando en las calles vieron el momento perfecto para dejarse llevar por la música que tronaba fuerte en las bocinas. Al final, son humanos y cuando el ritmo corre por sus venas, no hay uniforme que pueda ocultarlo. Anteriormente ya habíamos visto despliegues de baile judicial, pero en versión mexa bailando cumbia.
Source: vice
Aceptémoslo, estos policías bailan mejor que tú

Dejá un comentario